¿Sabías que además de tus amigos y familiares, tu amigo de cuatro patas también puede utilizar la piscina para combatir el calor y divertirse? La natación ayuda a los perros a gastar energía y es una excelente actividad para mejorar las condiciones respiratorias y aliviar los síntomas de estrés y ansiedad en las mascotas. 

Pero, contrariamente a la creencia popular, no todos los perros nacen sabiendo nadar. Por mucho que la mayoría sepa girar muy bien en el agua (instinto), no todos los perros tienen esta facilidad. Así que echa un vistazo a algunos consejos para seguridad ¡para mantener a su mascota en la piscina y fuera de ella también!

Deje que la mascota se acostumbre gradualmente a la piscina

El primer consejo de seguridad para tu mascota en la piscina es dejar que se acostumbre poco a poco al agua, al depósito y a los accesorios instalados en él. Las piscinas con cubierta húmeda (prainha) facilitan este proceso de adaptación, ya que es una parte menos profunda y segura para que la mascota desarrolle sus habilidades de natación.

Comienza mojando sus patas y poco a poco pasa a otras partes del cuerpo y nunca dejes a la mascota sola en la piscina. Además, muéstrele siempre dónde está el escalera y enséñale a usarlo. Así, cuando se canse, sabrá salir de la piscina de forma segura.

Instalar vallas de seguridad.

Algunas mascotas ya “nacen” con habilidades acuáticas. Otros, sin embargo, son más temerosos y reflexivos. ¡Incluso hay quienes pasan toda su vida huyendo del agua!

Si tu mejor amigo es parte del primer grupo, debes tener mucho cuidado. Para evitar que tenga acceso a la piscina cuando no está en uso, lo ideal es instalar vallas protectoras alrededor. Así evitas accidentes y garantiza la seguridad de su mascota en la piscina.

Cuidado con los productos químicos para piscinas

El cloro puede irritar la piel y los ojos de tu mejor amigo. Por ello, es fundamental que el uso de este químico se realice de forma correcta. En ese caso, la mejor manera es tener un generador de cloro a base de sal. El equipo convierte la sal de cocina en cloro y la pone a disposición en la cantidad adecuada para su piscina.

Flotador, chalecos y gancho salvavidas también aumentan la seguridad de tu mascota en la piscina

Los aros salvavidas y los chalecos salvavidas son accesorios clásicos que nunca pasan de moda cuando se trata de seguridad del agua. La buena noticia es que también hacen que tu mascota esté más segura en la piscina, ya que evitan que se ahogue y le permiten apoyarse cuando está cansado de nadar. El gancho salvavidas facilita sacar del agua a niños y animales en peligro.

¿Te han gustado estos consejos de seguridad para tu mascota en la piscina? Entonces te encantará saber que en Sodramar encontrarás los mejores equipamientos y accesorios para zonas de ocio del mercado. Y si quieres profundizar en tus conocimientos sobre el tema, no pierdas la oportunidad de descargarte gratis nuestra infografía guía de seguridad en el hogar para saber si su piscina cumple con las normas de seguridad de la ABNT.